Estos son los beneficios de poner un diente de ajo en tu zona.

Remedios caseros 4514 Visitas

Los hongos en tu zona íntima producen ardor, comezón y algunas veces una secreción. Como mujeres estamos expuestas a infecciones vaginales de todo tipo. Al enterarnos de esto lo primero que buscamos hacer es visitar a un médico especialista para que nos ayude a eliminar este problema.

La zona íntima de las chicas es muy delicada, y tal vez a muchas de nosotras nos da algo de vergüenza decir que tenemos una infección vaginal. Sin embargo, este tema es algo que hay que comentar puesto que podemos estar expuestas a hongos o fungos, bacterias que son las principales en aparecer.

Por ello, para un mejor cuidado de tu zona genital, te recomendamos estar al tanto y tener mayor información al respecto. Recuerda que no eres a la única que le ha pasado esto, alguna de tus amigas podría ayudarte.

Las infecciones vaginales por hongos son causadas por la Candida albicans, un hongo tipo levadura que se encuentra presente en los intestinos y el área genital. El ajo puede ayudar a controlar la Candida albicans y acelerar la curación de las infecciones por hongos.

La Candida albicans se encuentra naturalmente en el organismo, especialmente en los intestinos y en el área genital. Cuando hay un crecimiento excesivo de esta levadura en la vagina, entonces es cuando se presenta la infección.

Hay un remedio natural que no te dirán los doctores, y ese es el diente de ajo. Así es, este ingrediente fácil y económico de conseguir te ayudará a tener una zona íntima más saludable.
Sin embargo este método puede que no quieras hacerlo porque es algo complicado pero es realmente efectivo.

Necesitarás: Un diente de ajo
Hilo

Sigue estos pasos:

Pela un diente de ajo con las manos, no uses cuchillo.
Atraviesa el ajo con el hilo o amarralo para que no se suelte.
Introduce el ajo en tu vagina y déjalo actuar por toda la noche, en la mañana retíralo jalando el hilo.

Te recomendamos hacer este método hasta que notes que la infección se haya ido totalmente.

El ajo posee propiedades curativas que ayudan a eliminar las bacterias, evitando el crecimiento de muchos microorganismos que dañan nuestro sistema. Pero claro el ajo debes usarlo crudo y natural puesto que pierde todas sus propiedades antibacteriales si es cocinado.

Además de eso según diversos estudios el ajo al natural ayuda a curar otras infecciones del cuerpo como por ejemplo: infección en el oído.

Compartir

Comentarios