Oración por los enfermos:

Padre mío: Retorno de nuevo a la humanidad, aunque de la manera más cruda, al sentirme que siento las fuerzas perder, al ver a mis seres queridos padecer dolencias y yo sin poder hacer algo útil en tales momentos.

He recordado amar todo lo que se me muestra, todo lo bello que diariamente nos regalas: amar las mañanas con sus nubes o sol, con sus lluvias o nevadas, con sus truenos o su calma,

pero ahora lo hago con el corazón profundamente acongojado por tener a alguien cercano sufriendo una enfermedad. Tú, Padre Mío, tienes la voluntad y la potestad de hacer lo que mejor veas conveniente, ¿quién soy yo para contravenir tus designios?

Sólo puedo asimilar de forma calmada todo lo que haces, por qué lo haces y para qué. Pero si está dentro de tus posibilidades, he de pedirte para que puedas enviar tu aliento de alivio a todos aquellos que necesitan ahogar el grito de dolor por las enfermedades que albergan,

entre ellos a mis seres queridos que lo padecen. Esperando pueda ser escuchada y atendida mi plegaria, me despido por esta noche de ti, deseando de corazón se haga lo que tú veas mejor para todos. Por tu enaltecido nombre… Amén

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!