Consejos Prácticos Sobres Los Derrames

SALUD 4588 Visitas

El accidente cerebro-vascular ACV es una enfermedad también conocida con el nombre de ictus o derrame cerebral y se cobra aproximadamente 15 millones de víctimas fatales cada año en el mundo. En este articulo te compartimos cuales son las señales que debes conocer para detectarlo a tiempo

El ACV se ha convertido en la segunda causa de muerte en adultos con mas de 60 anos de edad. Esta enfermedad se caracteriza por una obstrucción en el flujo de sangre hacia el cerebro debido al bloqueo o ruptura de algún vaso sanguíneo. Según las estadísticas un 88% de los casos de ictus son de tipo isquiático osea causados por un coágulo de sangre que obstruye una arteria que conduce al cerebro.

El otro 12% restante recibe el nombre de hemorragia y se presenta ante la ruptura de los vasos sanguíneos causando un derrame de sangre en el interior o alrededor del cerebro. Cuando se produce un ataque cerebro vascular y una región del cerebro muere por falta de irrigación sanguínea se afectan aquellas partes del cuerpo que éste controla.

Señales tempranas de un derrame cerebral

A continuación te compartimos los síntomas o signos mas comunes de un derrame cerebral. Ante la presencia de una o varias de ellas debes acudir urgente al médico.

Adormecimiento repentino, debilidad o inmovilización de alguna zona o área del rostro piernas o brazos. Ocurre frecuentemente en un lado o costado del cuerpo. Desbalance y pérdida de la coordinación: mareos, pérdida del equilibrio.
Trastornos del habla. Dificultad para hablar y otras funciones que representen actividad intelectual como la concentración y la comprensión.
Disminución o pérdida de la función motriz
Mareos repentinos y dificultad en la locomoción.
Jaquecas intensas sin motivo aparente
Perdida o disminución de la visión en uno o los dos ojos.

Consejos para la prevención de un derrame cerebral

1- Controla tu presión arterial Si sufres de hipertensión te encuentras dentro del grupo de riesgo de sufrir un ACV. La presión alta cuadruplica las posibilidades de padecer este tipo de enfermedad .
2- Haz ejercicio Hacer algún tipo de ejercicio físico es uno de los hábitos más saludables para tu salud cardiovascular, ya que no solo fortalece tu corazón sino que conserva los vasos sanguíneos limpios y libres de posibles elementos que puedan provocar su obstrucción

3- Controla las emociones intensas Existen ciertos estados emocionales que, a cierta edad, pueden provocar graves consecuencias en tu salud coronaria, además de alterar el sistema nervioso e incluso capaces de provocar la muerte súbita o la producción de infartos. En consecuencia si estás sufriendo algún trastorno de tipo psicológico intenta iniciar una terapia que te permita conocer tus estados para poder ser consciente de aquello que te produce ira, irritabilidad y nervios y evitar o controlar aquellas emociones intensas que pueden desestabilizar tu salud

4- Controla los niveles de colesterol El colesterol malo causa la acumulación de placa en los vasos lo que produce generalmente la enfermedad conocida como arteriosclerosis. Las personas que sufren colesterol son propensas a padecer obstrucción en las arterias que irrigan el cerebro.
5- Abandona el cigarrillo. Si eres fumador debes dejar este hábito tan pronto como te sea posible con mayor razón si te encuentras dentro de la edad de riesgo (55 o más años). El cigarrillo es uno de los principales factores que provocan ACV en especial cuando se trata de fumadores que se iniciaron desde muy jóvenes

6- Reduce el estrés El estrés es uno de los factores de riesgo que pueden conducir a un ACV en algún momento de nuestras vidas. Trata de reducirlo al máximo, desarrollando hábitos de vida más saludables.
7- Controla la diabetes La diabetes de tipo 2 asociados con problemas circulatorios pueden aumentar el riesgo de ictus y otros trastornos cardiovasculares tales como la hipertensión.

8- Inicia una dieta para bajar de peso Las personas con obesidad o sobrepeso. Cuando este se encuentra en el rango grave o peligroso están más expuestas a los riesgos de sufrir problemas cardiovasculares y coronarios. Antes que nada. Conoce cual es tu IMC indice de masa corporal adecuado y traza un plan nutricional o dieta para adelgazar tantos kilos como sea necesario hasta alcanzar tu peso normal.
9- Consumir alimentos ricos en Omega3 Aquellos alimentos con niveles altos en ácidos grasos Omega 3 son recomendables para reducir las posibilidades de padecer ataques al corazón y ACV

Los ácidos grasos ayudan a controlar la formación de placa en vasos a mejorar la circulación de la sangre y a eliminar el colesterol malo controlando los triglicéridos .La sangre conduce oxígeno hacia el cerebro y éste sin ella no puede funcionar adecuadamente, por lo cual cuando se entorpece o frustra el suministro de este elemento vital. Pueden presentarse fallas en algunas funciones comandadas por el cerebro que pueden comprometer total o parcialmente nuestra fisiología

Por consiguiente resulta muy importante tomar conciencia sobre las señales de un posible ACV para detectarlo a tiempo y prevenir sus indeseables consecuencias.

Compartir

Comentarios